25 de Noviembre “Día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres”.

Un 2017 nos pisa los talones, nos empuja y se apresura por llegar. Sumergidos en el siglo XXI aún debemos dar lucha contra quienes dan golpes que duelen, ofenden, hieren y matan. Golpes a nuestra Argentina, a nuestras mujeres y niñas, golpes que marcan a todas. La naturalidad de la lucha no asusta (siempre habrá porque o quien pelear), lo que asusta es darle pelea aún hoy a lo que no debería darse, ser, existir.

Retomamos el NO me grites, NO me toques, NO me ofendas, DÉJAME elegir mi ropa, DÉJAME caminar por las calles, NO me violes, NO me tortures, NO me pegues, NO me putees, NO me prendas fuego, NO me MATES. ¿Pedirlo es natural? Natural, por culpa de bestias que no les importa, por hombres violentos, por mujeres indiferentes, por una sociedad acostumbrada a vernos “solo en la cocina”. Y si eso es natural y nosotras/os las/los que defendemos está lucha (#NIUNAMENOS) somos las/los raras/os, locas/os, bárbaros, entonces… SOMOS DE LA BARBARIE Y LAS  DEFENDEMOS A MUERTE. ¿Que ironía no?, cuando hablamos de muerte, vemos a tantas Maritas, Candelas,  Gracielas, Lauras, Lucias y que murieron por ser mujeres,  murieron porque ese día se les “pinto” a sus asesinos.  Pero, ¡SI! Las defendemos a muerte, Y HOY como todos los días recordamos a cada una de ellas. Ángeles que nos sirven de guía, nos marcan el camino para que nosotras/os “las/os bárbaros” consigamos una sociedad más justa, igualitaria y segura.

15181166_1508148619201408_3998309447295221987_n

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *