Tus hijos no son tus hijos.

En la cola, se me ponen a hablar un par de señoras, y las dos concluyen lo mismo: “hay que ver lo que ayudan ahora los hombres a sus mujeres con los hijos.

 

Los hijos, al igual que las tareas domésticas, no son el patrimonio de nadie: ni pertenecen a la mujer ni pertenecen al hombre. Son responsabilidad de ambos. Por este motivo me llega a ofender cuando, de modo muy bienintencionado (soy consciente) me halagan con “lo mucho que ayudo a mi mujer”. Como si no fueran mis hijos o no fuera mi responsabilidad. Hago, con mucho esfuerzo y mucho gusto ni más ni menos que aquello que me corresponde. Al igual que mi mujer. Esto dice el psicólogo Alberto Soler Sarrió.

Leyendo esta nota me pregunto si no tenemos todavía en la mente, un modelo de familia patriarcal en el que hay un reparto de tareas muy bien definido: el hombre es el proveedor de recursos, la mujer la gestora del hogar.

Una sociedad en la que se tiene que reclamar los derechos de las mujeres, es una sociedad en conflicto constante.

Vos que opinás de esto? Tus hijos son tus hijos?

Contame, soy Carina…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *